El presidente Donald Trump ha señalado que prevé anunciar el viernes o el sábado el nombre de la persona que propone para reemplazar a la jueza Ruth Bader Ginsburg, a la espera de un “rápido” proceso de ratificación que depende del Senado, controlado por el Partido Republicano.

Ginsburg falleció el viernes, lo que ha abierto por sorpresa un puesto del Tribunal Supremo a mes y medio de las próximas elecciones presidenciales. La corte ya cuenta ahora con una mayoría conservadora y, si el plan de Trump prospera, la balanza se inclinaría aún más hacia los republicanos.

Al tratarse de puestos vitalicios y habida cuenta del poco tiempo que queda para que los estadounidenses elijan al inquilino de la Casa Blanca, el candidato demócrata, Joe Biden, ha pedido que se aplace cualquier debate hasta después de las elecciones. Trump ha dejado claro este lunes en Fox News que apurará los tiempos.

El actual mandatario ha dicho tener una lista de cinco nombres sobre la mesa y durante estos últimos días ha prometido que será una mujer. Espera que la votación final en el pleno del Senado tenga lugar “antes de las elecciones” del 3 de noviembre.

Trump, no obstante, ha aclarado que esperará para desvelar el nombre de su candidata hasta que se hayan celebrado los funerales en memoria de Ginsburg, “el jueves o el viernes”.

Situación inédita

La muerte de la juez del Tribunal Supremo Ruth Bader Ginsburg deja al Senado de Estados Unidos en un terreno político inexplorado, sin precedentes recientes de una vacante en el alto tribunal tan cerca de una elección presidencial.

El líder de la mayoría en la cámara alta, Mitch McConnell, se comprometió en un comunicado el viernes en la noche a que “el candidato del presidente Trump se someterá a una votación en Senado de Estados Unidos”. Pero no señaló cuándo ni cómo ocurriría, y hay una gran incertidumbre acerca del proceso.

FUENTE: Con información de Europa Press

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here