Sea un huracán, una tormenta tropical o simplemente las ráfagas del fenómeno natural, el ciclón Isaías se apresta a transitar el sábado 1 de agosto por el lado este del Estrecho de Florida y sus vientos podrían sentirse en Miami y el sur de Florida.

Por ello, tanto el Gobierno condal de Miami-Dade como las municipalidades que conforman la red administrativa exhortan a los residentes de la zona a estar preparados, listos para afrontar cualquier inconveniente, porque “más vale prevenir que lamentar”.

Consejos

Como primer consejo, las autoridades federal, estatal y condal aconsejan tener a mano la documentación del seguro de vivienda si es el caso.

Recuerde, mantenga todos los papeles importantes, documentación y más en un lugar seguro y accesible, que pueda llevar consigo, como pudiera ser una caja de plástico con tapa.

Tenga en cuenta que, en dependencia de las condiciones del tiempo, es probable que se afecten los servicios de autobuses, tren, recogida de basura y reciclaje, así como las operaciones del aeropuerto y el puerto.

Por el momento, en el caso del ciclón Isaías, no se advierte la necesidad de cubrir ventanas y puertas.

Además de proteger sus bienes, sepa que debe tener presente la importancia de acopiar agua, al menos cinco galones por persona para abastecer cinco días.

También necesita alimentos duraderos, preferiblemente enlatados, como arroces, carnes y vegetales enlatados, además de pan, galletas y otros productos en latas, para cinco días.

No olvide tener dinero en efectivo, al menos 100 dólares por persona, así como suficiente gasolina en el depósito de su vehículo. Recuerde que la ausencia de electricidad dificulta el servicio de gasolineras y cajeros automáticos y podría encontrarse en una difícil situación.

Además, tenga a mano un radio portátil para estar informado si falta la electricidad. No pase por alto la necesidad de tener baterías de repuesto, una linterna y una cocina que funcione con gas propano.

Tampoco olvide los medicamentos que usualmente toma y los artículos de primeros auxilios, que debe adquirir antes del llamado de alerta para evitar las largas filas en las farmacias.

Otras necesidades

Conozca de antemano cuán vulnerable es la zona donde reside ante el avance del mar o las inundaciones que la lluvia podría provocar.

Defina cuál es el lugar más seguro en casa para guarecerse del viento, en caso de destrucción.

Sepa adónde ir si no se siente seguro en casa. Si no tiene familia o un amigo cercano a dónde acudir, hay refugios muy bien provistos de camas, alimentación y otros auxilios, algunos de ellos habilitados para recibir mascotas y personas con discapacidades físicas.

Respecto a los refugios, el Gobierno condal anuncia que se dará prioridad a los residentes previamente registrados para ser asistidos. Llame al número 311 para conocer los detalles y solicitar la inscripción previa.

Mientras tanto, manténgase informado por los partes meteorológicos del Centro Nacional de Huracanes y las instrucciones de la autoridad de emergencias en su localidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here