Preocupados por el aumento de casos de coronavirus que ha anunciado el estado de la Florida en las últimas dos semanas, siete ciudades del condado Miami-Dade implementarán reglas que obligan el uso de máscaras en espacios públicos.

El alcalde de Miami, Francis Suárez, dijo que la ciudad implementará esta regla y además reiteró que la ciudad no avanzará a la tercera fase de la reapertura de la economía. Suárez fue acompañado por los alcaldes de la Liga de las Ciudades del Condado Miami-Dade.

Las ciudades de North Miami Beach, Hialeah, Miami Gardens, Aventura, Key Biscayne y Miami Shores se sumaron a la medida y implementarán sus propias reglas sobre el uso de las máscaras en público. El condado no ha implementado una regla que incluya los espacios públicos abiertos.

“Hacer cumplir esta regla será un desafío,” dijo Suárez.

El anuncio repentino dejó algunos detalles específicos sin explicar, incluyendo si las personas tendrían que usar máscaras mientras hacen ejercicio. En la ciudad de Miami, se espera que se firme una nueva orden de emergencia que describa las reglas en los próximos días.

Los alcaldes de estas ciudades, y otros ocho que también fueron parte de la rueda de prensa, reiteraron que el uso de la máscara será obligatorio cuando los residentes estén en cualquier espacio público, por ejemplo en una calle de la ciudad paseando su perro o en el estacionamiento de un centro comercial.

Noticias de última hora y más

Inscríbase para recibir una de nuestras circulares noticiosas y sea el primero en saberlo cuando ocurra algo importante.

Los alcaldes de la Liga convocaron la rueda de prensa después de una llamada con el Departamento de Salud, donde se reiteró la “seriedad” de la situación, según Suárez.

Hernández también aclaró que las reglas serán especificas para cada ciudad y las multas también pudieran variar.

El alcalde de Miami Gardens, Oliver Gilbert, quien dijo que vino al ayuntamiento de Miami el lunes de un funeral por alguien que murió por COVID-19, explicó que la medida de las máscaras y la aplicación más estricta son urgentes porque “hay consecuencias reales para nosotros si no seguimos las reglas“.

Suárez se enfrentó a las críticas después de haber estado dos veces en las últimas semanas en Swan, un elegante restaurante del Design District que fue cerrado durante el fin de semana por albergar multitudes de personas sin máscaras. El alcalde reconoció que posar para la fotografía fue un “error de mi parte”.

Fuente: El Nuevo Herald

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here