Después de 12 días con la cifra congelada en 27.136, el gobierno español revisó este viernes al alza el balance de fallecidos por coronavirus, fijándolo en 28.315 hasta la fecha.

El balance quedó en suspenso porque según el gobierno había problemas en las series de datos facilitadas por las 17 regiones del país.

La dificultad, según el gobierno, se concentró en el pico de la epidemia, a fines de marzo y comienzos de abril, cuando llegaron a notificarse más de 900 muertos diarios y el flujo de información fue complicado de manejar con precisión.

Tras la revisión, el ministerio de Sanidad dio cuenta este viernes de 28.315 fallecidos por la pandemia en España, uno de los balances más altos de Europa.

Pero aún falta el dato de los fallecidos en residencias de ancianos, foco de una elevada mortalidad y uno de los puntos más oscuros de la crisis.

Fernando Simón, director del centro de emergencias sanitarias, dependiente del ministerio de Sanidad, reconoció que hubo “cierta controversia” ante la congelación de datos, que le valió al gobierno acusaciones de “desinformación”.

LA MONCLOA/AFP/Archivos / Borja Puig de la BellacasaFernando Simón, director del centro de emergencias sanitarias español, da una rueda de prensa el 2 de mayo de 2020 en el palacio de la Moncloa, en Madrid

Pero defendió que era necesario detener la cifra total, ante “la necesidad de actualizar los datos de todos los casos registrados”.

Simón se refirió también a la sobremortalidad registrada en el período central de la pandemia, que según fuentes oficiales fue de 43.340 personas entre el 13 de marzo y el 22 de mayo.

Esa cifra fue utilizada por la oposición para decir que en realidad hubo muchos más muertos en España de lo que dice el gobierno. Pero Simón replicó que “no hay confirmación de que haya sido coronavirus” la causa de fallecimientos de esas 15.000 personas adicionales.

Según las cifras revisadas, del 4 al 17 de junio hubo 182 fallecidos, con cifras muy reducidas en las últimas jornadas: 2 muertos el 17 de junio, 5 el 16 y 7 el 15 de junio.

A título comparativo, a mediados de mayo se reportaban entre 50 y 100 muertos diarios.

Simón también hizo notar que actualmente hay 312 hospitalizados en cuidados intensivos, frente a los 5.500 que hubo en el peor momento de la enfermedad.

“La epidemia está muy controlada”, aunque el virus sigue presente y con la reapertura de fronteras a los vecinos europeos este domingo, “puede llegar a España de nuevo”, advirtió.

El gobierno indicó que los casos oficialmente diagnosticados en España han sido hasta el momento 245.268, gracias a unas pruebas PCR que en las últimas semanas se realizaron a razón de unas 40.000 al día.

Fuente: AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here